Malestares LGTBIQA+

Malestares LGTBIQA+

La psicología se ha centrado históricamente  en una psicoterapia afirmativa cis-heterosexual, que establece que la salud mental se atribuye a un cánon de hombre cis heterosexual, blanco, con un cuerpo normativo y con capacidades funcionales productivas en términos neoliberales

Toda persona que se aleje de esta jerarquía de poder y opresión ha sido tradicionalmente castigadx, establecido como “rarx”, como “la otredad” o “locx”, alejándose de esta normatividad y por tanto excluidx individual y comunitariamente.

Algunos datos…

  • En el año 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) elimina la homosexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).
  • Hasta el 2018 la transexualidad seguía constituyendo un trastorno mental según dicha clasificación.

El entorno como factor de riesgo vs protección

Este contexto socio-político de hostilidad y discriminación provoca heridas emocionales.

En un contexto próximo a la persona, la familia, vecinxs, compañerxs, etc. pueden actuar como un apoyo que garantice un crecimiento personal empoderador (factor protector) o como un factor de riesgo que perpetúe la violencia y discriminación generando un daño emocional que se manifiesta de múltiples formas…

Heridas emocionales

  • Sentir que el lugar que se habita es hostil y al que no se pertenece.
  • LGTBIQA+ fobia introyectada: Asignación a unx mismx de la culpa por el rechazo y odio recibidos. Así como desprecio hacia otras personas del colectivo.
  • Culpa, vergüenza, auto desprecio.
  • Baja autoestima y confianza en unx mismx.
  • Sentirse no merecedorxs de respeto, cariño y cuidado emocional.
  • Normalización de la violencia sufrida que puede conllevar establecer relaciones en las que se legitime comportamientos violentos hacia unx mismx.

La importancia del apoyo psicoterapéutico para…

  • Encontrar un lugar seguro donde poder compartir e identificar las vivencias de discriminación y violencia.
  • Identificar y cuestionar(se) la normatividad y opresión cis heterosexual que nos atraviesa para facilitar una manera de vivir libremente nuestra identidad de género y orientación sexual.
  • Detectar las posibles violencias y/o relaciones de poder o sometimiento vividas para repararlas desde un lugar empoderador.
  • Deconstruirnos y reconstruirnos desde un lugar de bienestar que favorezca la reconexión con el mundo emocional, la autenticidad y genuidad.
  • Favorecer relaciones sociales que promuevan una red de apoyo mutuo, participación en la comunidad y activismo.

 

 

Pide cita para el taller.