En Madrid y Online

Consulta INDIVIDUAL PRESENCIAL

Tarifa: 65€/Sesión individual consulta presencial.

Zona barrio Imperial, Arganzuela, Madrid.

 

La terapia presencial facilita una mayor cercanía, permitiendo generar un vínculo profundo, donde la comunicación no verbal está más presente. También facilita un lugar seguro que a veces el domicilio o espacio personal no cumple, además de romper con la “brecha digital” o dificultades que en ocasiones podamos tener para adaptarnos a las tecnologías.

Tal vez tengas dificultades para asistir presencialmente a consulta, bien sea por distancia, necesidad de viajar a menudo, dificultades de acceso… O bien porque prefieres hacerlo desde la seguridad de tu espacio personal.

En cualquier caso, la eficacia de la terapia online no disminuye respecto a la presencial.

Puedes solicitar tu terapia presencial, online o combinando ambas modalidades.

Consulta ONLINE

Tarifa: 65€/Sesión individual consulta online.

Desde la comodidad de tu casa.

¡Estate atentx a los próximos talleres!

TALLERES Y GRUPOS

El grupo nos ofrece un espacio seguro en el que compartir, (re)conocernos, tomar conciencia de la manera de relacionarnos y en el que aprender de la experiencia de otras personas.

Aprender, experimentar, conocerse, compartir, desarrollarse y enriquecerse de la experiencia grupal.

¿Tienes alguna sugerencia o propuesta? Cuéntamela a través de los canales de contacto.

Para PROFESIONALES

Integrar la perspectiva de género en la práctica profesional.

  • Transversalizar la mirada de género feminista, interseccional y desde un enfoque de derechos humanos.
  • Identificar y acompañar violencias machistas y violencias cotidianas.
  • Identificar y deconstruir el “patriarca interior”.
  • Identificar nuestras energías femeninas y masculinas, identificando los malestares de género femeninos así como los efectos de los costes y privilegios que conlleva la masculinidad hegemónica.

Espacio de intervisión para terapeutas.

En la práctica diaria es frecuente encontrarnos con sentimientos de soledad y de sobrecarga emocional al sostener y acompañar los procesos que llevamos. A veces necesitamos espacios de autocuidado, de reflexión compartida donde integrar y dar coherencia a lo vivido emocionalmente.

Desde la honestidad y responsabilidad como terapeutas, se hacen necesarios espacios nutritivos donde encontrarnos y compartir aspectos y sentires comunes que nos atraviesan, tomar conciencia de los procesos de transferencia y contratransferencia para ponerlos a favor del trabajo y la relación terapéutica, la cocreación de estrategias de autocuidado y sostén y atender a nuestro cuerpo y nuestro inconsciente.